La actividad trasplantadora mundial mantiene la tendencia ascendente

Según acaba de informar la Organización Nacional de Trasplante, ONT, la actividad trasplantadora en el mundo, aunque lentamente, continuó con su tendencia ascendente durante el pasado año. Al menos, esto es lo que se desprende de los últimos datos del Registro Mundial de Trasplantes que gestiona la ONT. La publicación indica que el total de trasplantes realizados en el mundo en 2019 fue de 146.840, lo que supone un aumento del seis por ciento con respecto al año anterior. De ellos, 95.479 fueron de riñón; 34.074 de hígado; 8.311 de corazón; 6.475 de pulmón; 2.338 de páncreas y 163 de intestino. Los trasplantes renales y los pulmonares, que son los que más aumentaron, fueron posibles gracias a 39.357 donantes fallecidos, a los que se suman 41.049 donantes vivos de riñón e hígado (6.500).

Una de las vías más importantes de crecimiento ha sido el impulso que se ha dado en muchos países a la donación en asistolia o en parada cardíaca en los últimos años. De acuerdo con los datos del Registro, 24 países del mundo cuentan con un programa de donación en asistolia. Con respecto a 2018, este tipo de donación creció un 12 por ciento en el mundo y un 15 por ciento en la Unión Europea (UE). En España, el incremento de la donación en asistolia fue del 18 por ciento, uno de los más altos. De hecho, este tipo de donación representa en España el 37 por ciento del conjunto de la UE.

Estos datos se recogen en la publicación oficial de la Comisión de Trasplantes del Consejo de Europa (Newsletter Transplant 2019‟), que estará disponible en la página web de la ONT (www.ont.es) en los próximos días. También quedan disponibles en el Observatorio Global de Donación y Trasplante (http://www.transplant-observatory.org/) que la ONT gestiona en colaboración con la OMS.

Situación actual

Según la información proporcionada por la ONT, la tendencia creciente que ha experimentado España en el campo de la donación y el trasplante en los últimos años se ha visto resentida en 2020 por la crisis sanitaria causada por la COVID-19. Pese a ello, desde el 13 de marzo, anuncio del Estado de Alarma, hasta el 3 de septiembre, se han realizado 1.649 trasplantes a partir de 760 donantes.

La recuperación de la actividad pese a la situación epidemiológica ha sido posible gracias al establecimiento de protocolos claros para la evaluación y selección de potenciales donantes y receptores y el establecimiento de circuitos libres de COVID-19, en línea con las directrices marcadas en el Plan Post-COVID-19, impulsado por la ONT y las Coordinaciones Autonómicas de Trasplantes.

La ONT recuerda que el éxito de España en donación y trasplante, con un enorme impacto en salud, no sería posible sin la excelente labor de los profesionales sanitarios que participan en esta actividad, la cooperación de diferentes colectivos e instituciones, y la generosidad de los donantes y sus familias.