Los resultados preliminares del ConPlas-19 indican que el plasma hiperinmune podría reducir la mortalidad por Covid-19

El ensayo clínico ConPlas-19, en el cual participan el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón y el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, ha publicado sus resultados preliminares, que indican que el plasma hiperinmune procedente de pacientes recuperados de COVID-19 podría mejorar la situación de determinados pacientes de dicha enfermedad que aún no están en estado crítico. En concreto, la publicación preliminar explica que este plasma «es superior al estándar de tratamiento para evitar la progresión a ventilación mecánica, necesidad de ingreso en cuidados intensivos o la muerte en pacientes hospitalizados con la covid-19».

El ensayo clínico ConPlas-19, promovido y coordinado por el Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda de Madrid, y financiado por el Instituto de Salud Carlos III, es uno de los pocos en el mundo que cuenta con grupo de control, llegando a incluir 81 pacientes, a los que se les asignó al azar a recibir o no el tratamiento con plasma. El trabajo ha comparado el pronóstico de pacientes de covid-19 que recibían los tratamientos habituales y además una inyección de plasma sanguíneo hiperinmune y otro grupo que no recibió esa transfusión. Los resultados muestran que los enfermos de covid-19 que aún no están en estado crítico —no necesitan respiración artificial ni ingreso en cuidados intensivos— y que reciben el plasma hiperinmune tienen mejor pronóstico y menos mortalidad que los que no lo reciben.

Sin embargo, los resultados de este estudio son limitados puesto que tuvo que pararse en junio porque tras el control de la primera ola de la pandemia apenas quedaban enfermos que estudiar. Sobre el papel ninguno de los enfermos que recibieron plasma llegaron a un estado crítico o murieron mientras que esto sí sucedió en el 14% de pacientes en el otro grupo. El número de pacientes es tan reducido que esa diferencia se cifra solo en seis pacientes; seis enfermos en el grupo de control que no recibieron el plasma y empeoraron o murieron frente a cero en el grupo que fue tratado.
El trabajo, publicado en un servidor online, ha sido ya enviado a una revista científica para su revisión y publicación. El mismo equipo ha iniciado una segunda fase de ensayos clínicos en el que estarán involucrados 32 hospitales.