El Banco de Sangre y Donantes de Sangre Zaragoza recuerdan la necesidad de donar antes del verano en la celebración del Día Mundial del Donante de Sangre

Agradecer y reconocer la solidaridad de los aragoneses que donan sangre es siempre el fin de las diversas actuaciones realizadas en torno a la celebración del Día Mundial del Donante de Sangre el 14 de junio. Así lo han recordado en un encuentro con medios de comunicación, los responsables del Banco de Sangre y Tejidos de Aragón, entidad adscrita al Departamento de Sanidad, y Donantes de Sangre de Zaragoza, quienes insisten en la necesidad de donar en fechas próximas al inicio del verano, momento en el que las reservas tienden a disminuir. Así lo ha manifestado Mª Carmen González Mongío, presidenta de Donantes de Sangre Zaragoza, quien ha dado las gracias a todos los donantes de sangre en este día, en el que se hace un homenaje a las personas solidarias que donan sangre: un gesto importante para salvar vidas. Ha solicitado la necesidad de seguir donando y ha hecho un llamamiento a los jóvenes para que se decidan a donar sangre: “¡Donar Sangre no duele, necesitarla y no tenerla sí!”

En este sentido, apunta la relevancia de la Maratón de Donaciones de Sangre que, organizada por Donantes de Sangre de Zaragoza y el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón, se celebrará el próximo 20 de junio en la Sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza en horario de 9:30 a 21:00 horas ininterrumpidamente.

Al respecto, el director general de Derechos y Garantías de los Usuarios del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, D. Pablo Martínez Royo, ha resaltado “la gran labor solidaria que realizan los donantes de sangre, ya que, año tras año, permiten satisfacer las necesidades de componentes sanguíneos en los hospitales de la Comunidad Autónoma de Aragón”. Asimismo, ha recordado que, después de casi doce años de funcionamiento, el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón, es el organismo que garantiza la seguridad transfusional en Aragón y ha destacado el trabajo de atención y cuidado al donante realizado por las asociaciones de donantes de sangre.

Evolución de las donaciones

La directora gerente del Banco de Sangre y Tejidos de Aragón, Mª José Martínez Lorenzo, informó que la Entidad registró 42.762 donaciones de sangre durante 2017, lo que supera ligeramente la cifra del año anterior, que se situó en 42.720. Esta cifra se mantiene estable durante los cinco primeros meses de 2018, en los cuales se han registrado 17.434 donaciones.

La diferencia positiva con respecto a 2017 se encuentra en las donaciones por aféresis. El Banco de Sangre y Tejidos de Aragón, con la colaboración de Donantes de Sangre de Zaragoza, inició este año 2018 una serie de acciones con el fin de impulsar en la Comunidad Autónoma este tipo de donación, que consiste en extraer uno o varios componentes sanguíneos (plasma, plaquetas o hematíes) mientras el resto se devuelve al donante.

“El objetivo es incrementar las cifras de un tipo de donación que presenta bastantes ventajas frente a la convencional y, al menos de momento, se está consiguiendo ya que durante los primeros cinco meses de 2018, el número de donaciones por aféresis se ha triplicado con respecto al mismo periodo de 2017. Hasta mayo se han sumado 316 unidades frente a las 112 del año pasado”, explica el director técnico del Banco de Sangre de Aragón, José María Domingo Morera.

En cuanto al número de nuevos donantes, de enero a mayo se han registrado 1.783, datos similares a los contabilizados en el mismo periodo del anterior ejercicio. En este aspecto es importante destacar que continúa la tendencia al alza iniciada en 2017 en el número de donantes comprendidos en la franja de 18 a 28 años. Si el año pasado se sumaban 2.019 donantes de estas edades, en 2018, esta cifra es ya de 2.247, representando el 14,44% de los donantes de sangre de la Comunidad Autónoma.

Asimismo, es necesario destacar la tendencia a la regularidad en las donaciones. “Se observa que, cada vez más, el donante es un donante habitual, tendiendo a repetir su donación cada dos, tres meses. Esto nos permite disponer de unas reservas estables y poder atender las necesidades de los hospitales aragoneses”, indica Mª José Martínez, quien explica que solo durante los cinco primeros meses del año hay aproximadamente 1.600 personas que han donado dos veces.