Qué es

 

La sangre está compuesta por la parte líquida o plasma (que supone el 55% del total) y por las células (que forman el 45% restante). Éstas son las encargadas de transportar el oxígeno (glóbulos rojos); de coagular la sangre (plaquetas) y de generar defensas (leucocitos).

Ninguno de estos componentes se puede fabricar, por lo que se precisa la donación de la sangre completa o de alguna de sus partes para poder hacer frente a las necesidades de transfusión. Si se dona sangre completa, se realiza posteriormente su separación en el laboratorio. Sin embargo, también es posible donar solo uno de sus componentes, mediante un proceso denominado aféresis.

En este tipo de donación, se extraen solo aquellos componentes sanguíneos que necesitamos (plaquetas, plasma, hematíes, etc.). El resto, sobre todo los glóbulos rojos, se devuelve al paciente por la misma vía.

La donación de aféresis es un acto ANÓNIMO, VOLUNTARIO Y ALTRUISTA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *